¡Por un 8 de marzo de igualdad y equidad laboral!

 

El 8 de marzo no es solo un día para conmemorar los logros y luchas pasadas de las mujeres, sino también para reflexionar sobre los desafíos persistentes que afrontamos en el ámbito laboral. A pesar de los avances significativos en las últimas décadas, las mujeres continúan encontrando barreras que obstaculizan su pleno desarrollo y participación en la economía mundial.

Desde el comienzo de los movimientos que buscan un cambio social significativo hasta la actualidad, hemos sido testigos de un notable aumento en la participación de las mujeres en el mercado laboral. Sin embargo, las estadísticas muestran una realidad cruda: a pesar de representar aproximadamente la mitad de la población mundial, las mujeres solo generan el 37% del producto interno bruto (PIB) y administran apenas alrededor de un tercio de las pequeñas y medianas empresas.

La brecha salarial de género persiste a pesar del progreso. Por cada dólar que percibe un hombre, una mujer gana apenas 77 centavos. Esta injusticia económica trasciende fronteras y estratos sociales, afectando a mujeres de todas las edades, niveles educativos y tipos de empleo. Es una injusticia que perpetúa la desigualdad y limita el potencial económico de la mitad de la población mundial.

La igualdad de género y la equidad laboral no son solo principios éticos, sino también fundamentales para el desarrollo sostenible de nuestras sociedades. La Agenda 2030 de las Naciones Unidas nos recuerda que la igualdad de género es un pilar indispensable para alcanzar el progreso político, social y económico. Sin embargo, estamos lejos de alcanzar esta meta.

La discriminación obstaculiza el progreso profesional de las mujeres, relegándolas a empleos atípicos, con salarios bajos y malas condiciones laborales. La maternidad sigue siendo penalizada en muchos entornos laborales, perpetuando la brecha salarial y limitando las oportunidades de desarrollo profesional. Es hora de romper con estos patrones y construir entornos laborales inclusivos que reconozcan y valoren el talento y las perspectivas de todas las personas, independientemente de su género.

En este contexto, iniciativas como “ACTUAR por la Equidad” son un faro de esperanza. En la quinta edición de este aplicativo web, ACTUARIA. Busca transmitir nuevamente su compromiso con la recopilación y análisis de datos sobre la participación de las mujeres en el mercado laboral ecuatoriano, lo que es un primer paso hacia la concientización y la acción. En esta actualización se incluye una categorización de niveles jerárquicos, que permite analizar la participación de la mujer en los diferentes niveles empresariales, así como su acceso a roles estratégicos y de toma de decisiones.

En este 8 de marzo, hagamos un llamado a la acción. Instemos a nuestros gobiernos, empresas y comunidades a redoblar sus esfuerzos para construir un futuro más justo e inclusivo para todas las personas, independientemente de su género. Juntos, podemos convertir la igualdad y la equidad laboral en una realidad tangible para las mujeres de todo el mundo y alcanzar más participación para ellas en el mercado laboral.

ACTUARIA continuará desarrollando iniciativas que transmitan esta realidad, a fin de que más empresas y organizaciones implementen acciones y estrategias para mitigar esta problemática y buscar con optimismo revertir esta situación.

Les invitamos a revisar la quinta edición del aplicativo “ACTUAR por la Equidad” en el siguiente enlace:

 https://actuaria.com.ec/es/equidad

Autor: María Isabel Páez Reyes, Advanced Business Development Consultant.



ACTUARIA
Author: ACTUARIA
Gestionamos servicios actuariales y de consultoría empresarial, en base a estándares de calidad y en forma oportuna, mejorando continuamente nuestros procesos, para satisfacer las necesidades de nuestros clientes.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.