Punto de Equilibrio – Finanzas

Las fórmulas de equilibrio son útiles en la determinación del punto en el que una empresa puede comenzar a obtener una utilidad por sus ventas. Por definición, el punto de equilibrio es el volumen de ventas en el que los ingresos totales equivalen a los costos totales, lo que da como resultado una utilidad de cero, es decir, las ventas mínimas necesarias para evitar la pérdida.

¿Cómo se calcula el punto de equilibrio?

(1) Ventas = costos variables + costos fijos

Los costos fijos son los que permanecen constantes independientemente del número de unidades producidas, tal como la renta, mientras que los costos variables son los que cambian con el volumen de producción, tal como la materia prima.

Si se requiere una utilidad fija antes de impuestos, se utiliza la siguiente fórmula para obtener el volumen de ventas que se necesita para alcanzar la utilidad requerida:

(2) Ventas = costos variables + costos fijos + utilidad requerida

En los siguientes ejemplos se explica la utilización de las fórmulas 1 y 2:

Ejemplo 1: Si el precio de venta es US$ 25, el costo variable por unidad es US$ 10 y los costos fijos son US$ 15,000, el punto de equilibrio de ventas es el siguiente:

Ventas = costos variables + costos fijos

$25X = $10X + $15,000

$15X = $15,000

X = 1,000

En este caso se necesita vender 1,000 unidades para alcanzar el punto de equilibrio.

Ejemplo 2: Si tomamos las cifras del Ejemplo 1 y se le agrega una meta de una utilidad de US$3,000, el volumen de ventas que se requiere se calcula a continuación:

$25X = $ 10X + $15,000 + $3,000

$15X = $18,000

X = 1,200

En este caso, para obtener una ganancia de US$ 3,000, se necesita vender 1,200 unidades de US$ 25 cada una.

 

Autor: Victoria Cornejo, consultora ACTUARIA



Author: ACTUARIA
Gestionamos servicios actuariales y de consultoría empresarial, en base a estándares de calidad y en forma oportuna, mejorando continuamente nuestros procesos, para satisfacer las necesidades de nuestros clientes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.