Solvencia II

La historia de la nueva regulación que rige a las compañías aseguradoras alrededor del mundo comienza cuando la directiva 2009/138 del Parlamento Europeo y del Consejo aprobó un 25 de noviembre de 2009 la normativa sobre el Seguro de vida, el acceso a la actividad de seguro y de reaseguro, comúnmente conocida como Solvencia II,  que buscaba un marco regulador que mejore  y controle los riesgos a los que está expuesta la industria aseguradora. (El riesgo de mercado, riesgo de suscripción, riesgo de contraparte o impago y riesgo operacional). Estos riesgos conllevan una adecuación de capital propio de la compañía que permita asumir las contingencias que se pueden generar en los riesgos asumidos.

Al igual que en el sector bancario con Basilea II Y III lo que se busca es controlar que las entidades que por naturaleza son superavitarias manejen y controlen los riesgos mediante pruebas que permitan analizar si el capital propio de la compañía abastece para diferentes niveles de riesgo que la compañía asume. De  esta manera se consigue evitar que la industria aseguradora subvalore o sobrevalore los riesgos que absorbe.

El pilar I en el modelo de Solvencia II consiste en determinar con un 99,5% de confianza la cantidad de capital que la empresa debe tener para hacer frente a sus posibles pérdidas económicas durante un horizonte de un año. Para este cálculo se puede utilizar dos tipos de metodología, la estandarizada o una interna desarrollada por la empresa.

El Valor de Riesgo o VaR (Value at Risk) es uno de los modelos que se puede utilizar, el mismo nos permite analizar la probabilidad potencial de perdida, sin embargo esta metodología debe cumplir con ciertos parámetros para que se ajuste de mejor manera a la realidad de la empresa, estos pueden ir desde condiciones de mercado hasta niveles desviación. Es por esta razón que algunas empresas han decidido manejar este cálculo con modelos internos que les permita analizar escenarios y variables que impacten en su riesgo y por ende en su capital.

Además de los requerimientos de capital, dentro de este cálculo deben estar inmersas las reservas técnicas que la empresa actualmente calcula, para posteriormente realizar análisis Stress-Testing sobre estas variables y obtener un valor que garantice solvencia en la compañía.

El pilar II consiste en procesos de revisión y control para evitar una mala práctica o errores en los cálculos, para lo cual se realiza controles por parte de auditoria externa y empresas externas actuariales, todo esto con el fin de un buen manejo de riesgo y precisión en materia del Gobierno Corporativo.

Otro punto importante de este pilar es la administración del riesgo, pues controlar y mitigar los riesgos implica un análisis individual, colectivo y de correlaciones de los ramos o líneas que la compañía posee. Además deben existir límites tolerables que permitan identificar a la compañía cuando su riesgo está sobrepasando los estándares tolerables y que permita a la misma tomar acciones para contrarrestar su efecto.

Finalmente el pilar III busca disciplina del mercado, con el fin de que la información que se maneja sea transparente, además se busca que las cifras de la industria reflejen un comportamiento real de la misma, por lo cual es necesario la constante revisión por parte del ente regulador. En conclusión, lo que se busca con esta nueva regulación internacional es que las compañías asuman su riesgo con responsabilidad, con el fin de evitar efectos domino en circunstancias catastróficas.

 

Autor: Sebastián Tamayo, consultor ACTUARIA

 

Referencias por citar:

  • http://www.cnsf.gob.mx/Difusion/OtrasPublicaciones/Presentaciones/MAguilera_Solvencia%20II_AMA_Oct09.pdf.pdf
  • http://www.iese.edu/Aplicaciones/upload/SolvenciaIINotaTcnica2.pdf



Author: ACTUARIA
Gestionamos servicios actuariales y de consultoría empresarial, en base a estándares de calidad y en forma oportuna, mejorando continuamente nuestros procesos, para satisfacer las necesidades de nuestros clientes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.